Exposiciones visitadas


Visita cultural al DA-2: Felix Curto

I am the Cosmos
De un lado al otro. De un lado al otro.


Concibiendo un espacio fantástico cuya lectura parece no cerrarse: perseguidor de territorios, lugares, situaciones, objetos, paisajes o cosas. Exteriores e interiores, transita Félix Curto (Salamanca, 1967) de una cita a otra como expandiendo registros en donde quien contempla va, desde el encuentro con un punto apartado del mundo, a la reunión de elementos que parecen mencionar un lugar sin fin, revelando la sensación abrumadora de, aun mostrándose, quedar todo por ver. 
Artista tentado del viaje en la penumbra en múltiples direcciones, su obra destila una plenitud de preguntas que le hacen resistente a la categorización. Pinturas con letras danzantes en el espacio pictórico algo, por otro lado, que ha sido común al arte de nuestro tiempo, Picabia o Picasso, el letrismo navegante en los papeles de Kurt Schwitters o palabras incendiadas de Cy Twombly, y tantos otros: Jack Goldstein, Grilo, Jonic, Lebel, Nöel, Millares o Wols. O sueña versos sueltos, a lo Mallarmé, es la épica del muro, tan importante en el siglo veinte. Décollages, rapto de los carteles, cicatrices hermosas de las paredes desgarradas: François Dufrêne, Mimmo Rotella, Raymond Hains y Jacques Villeglé, Gil J. Wolman, o tantos otros, también Alberto Greco. 

Alfonso de la Torre ( Comisario de la exposición)












Visita cultural al DA-2: "Palíndromo" 


Interesante exposición de Alicia Mrtín




Los palíndromos son palabras o frases que se leen igual de izquierda a derecha que de derecha a izquierda. No se altera su significado porque las letras están colocadas repitiendo el mismo orden. Odio la luz azul al oído. Están construidos de forma simétrica y permiten que la vista los recorra de un lado a otro y del otro al uno, continuamente, una y otra vez, rompiendo con la dirección a la que obligan la escritura y la lectura. Pueden leerse en un espejo porque son reflejos. Odio la luz azul al oído. Este juego de ir y venir, que tiene algo de travesura infantil en ese “recorrer a la inversa” del que habla la etimología de palíndromo, permite ser otro por un momento, quizás sólo por un instante: se deja de escribir o de leer, se abandona la posición de sujeto o de receptor, y se descubre que las letras y las palabras tienen forma, son puras formas. De pronto, se aprecia cómo se ordenan en el espacio blanco de la página. Las letras ya no son sólo sonidos, las palabras no sólo tienen significado, sino que se ha desvelado su condición de dibujo. Odio la luz azul al oído.









para ver más fotos, pulsa aquí


Museo Novecento (Milán)

Visita Exposición en el museo Novecento de Milán. Intercambio
 con alumnado de 4º E.S.O. en octubre 2017






Mas fotos

"Teatrorum" José Luis Serzo. DA- 2











Visita cultural a la muestra fotográfica de Chema Madoz







 Instalación realizada por alumnado de Bellas Artes








Visita cultural Patio Herreriano. Valladolid
Exposición permanente

















Exposición intinerante. Diseño carátulas de discos





















No hay comentarios:

Publicar un comentario